HOW TO SHOP

1Login or create new account.
2Review your order.
3Payment & FREE shipment

If you still have problems, please let us know, by sending an email to support [ @ ] website.com . Thank you!

SHOWROOM HOURS

Mon-Fri 9:00AM - 6:00AM
Sat - 9:00AM-5:00PM
Sundays by appointment only!

CREAR CUENTA

*

*

*

*

*

*

¿HA OLVIDADO SU CONTRASEÑA?

*

Prédica Rev. Arturo Hernàndez, Supervisor del MMM en EUA

Predicador: Rev.  Arturo Hernández, Supervisor nacional del MMM en EUA.

Tema: Un hombre recto, para un tiempo correcto.

Citas bíblicas: 2 Crónicas 29:10-11.

las señales de la Lealtad:   Cuando digo un tiempo correcto

es porque dios no se equivoca en  el tiempo. Todos los que estamos en la obra, es porque estamos en el tiempo de dios. aunque no vea los frutos o el avance, aunque sea así… usted está en el tiempo del Señor. Él sabe a quién llamar. dios siempre busca a hombres y mujeres capacitados en cuanto a actitud; para servirle. para ser leales a dios: calificados para no fallarle al Señor. Si estamos aquí, es porque estamos capacitados, estamos pesados en balanza y fuimos encontrados fieles.  Usted es útil en el propósito del Señor.

Este pasaje nos habla del rey Ezequías, que llegó a un posición, pero no se conformó con estar allí. Sino que decidió hacer algo, ante lo que estaba frente a sus ojos. No se conformó, a pesar de no estar en las mejores circunstancias… este era un pueblo que había abandonado el culto a dios. El panorama no era nada agradable. Todos queremos encontrar el trabajo avanzado… A unos les toca sembrar, labrar la tierra; a otros les toca cosechar. Y de dios es el propósito para cada uno…  Seguramente el que recibe la cosecha, pagó el precio en secreto…oró, se humilló. Generalmente tratamos de guardar nuestras emociones: Estoy bien… no nos paramos a llorar. Estamos allí para inspirar confianza. Existe el dolor, pero no somos mensajeros de dolor, de tristezas, de sufrimiento. Somos mensajeros de Salvación, de Buenas nuevas. aunque hay sufrimientos, tenemos un dios en el cielo, que sabe sanar las heridas; sabe sacarnos adelante. Cuando todo parece negativo, debemos hacer como Ezequías: ser recto, íntegro, honesto, amar a dios, teniendo pasión y carga por la obra; para hacer algo. Venimos a decir que hay un dios que sabe darnos la victoria; en medio de las circunstancias en que nos encontramos…No haciendo el papel de hipócritas; sino tratando de alentar… En cualquier cargo hay que accionar, hay que pagar un precio. Ezequías  vio y se incomodó por la condición de Israel, por sus pecados. pero supo que para ese tiempo, dios lo había puesto ahí.

Donde quiera que esté, dios lo ha llevado. Haga algo por sus país, ciudad, presbiterio, por la obra del MMM. Y no seamos uno más, que sólo sumamos uno más; porque el tiempo se está pasando, para poder honrar a dios. Debemos conocer lo que significa el llamado de dios, no solamente ver los privilegios, lo llamativo… hay que pagar un precio. Hay que sembrar para cosechar. Hay que clamar, para recibir la respuesta. La Biblia habla de eso: No hay gloria, poder ni fruto, si primero no se paga un precio: llorar, clamar para recibir bendición del Señor… y hay que decirle a la gente que hay pagar ese precioprimero hay que atender las necesidades del pueblo… primero hay que orar y llorar; para corregir.

Ezequías llega en un tiempo difícil, para arreglar aquello. Cuando uno se determina a arreglar las cosas… lo deficiente… En otras palabras: para que ordenes la Iglesia. No es fácil. No es riéndose… Uno tiene que orar primero. No sabe cómo va a reaccionar el pueblo. pero: “estoy para corregir”. dios quiso que estuviera allí.  Dejemos de estar criticando lo que otro no hizo. Vendrá también su recompensa. ¿A quién le gusta corregir? pero estamos llamados para corregir el pecado. Vivimos en un tiempo en que el pecado quiere entrar a nuestras Iglesias. Vamos a terminar diciendo lo que éramos, cuando predicábamos contra el pecado, contra el mundo.  ¿Cuáles son nuestros cimientos? ¿Cómo comenzamos? ¿Qué es lo que distingue a esta obra?: eso es lo que nos hace diferentes. Es el amor por la Palabra de dios y por la Santidad.  ¿Dónde están los que alababan a dios, cuando oían mensaje de Santidad?  Hoy hay hombres y mujeres que tienen el valor del Espíritu Santo, de decirle al pueblo que sin Santidad no vamos a ver a dios. Si queremos que dios nos levante, hay que sujetarnos a la Palabra. El hombre que tiene el celo de dios, no puede cerrar los ojos y estar con los brazos cruzados; mientras ve que la Iglesia se mundanaliza.  Tiene que haber un momento, si ora… tiene que haber un día en que el celo de dios envuelva su corazón… y diga “¿para qué estoy aquí?” … ¿ para recoger aplausos, elogios y la gloria de la gente? No estamos allí para eso. Estamos aquí hacer este trabajo. La gloria más grande de un Siervo de dios, la honra es entregar a Cristo una Iglesia sin mancha y sin arruga; esa es la honra. No son los dólares, no son los templos lujosos… Si lo podemos tener, gloria a dios…  si no tiene lujos,  no se frustre. Predique la Palabra, a tiempo y fuera de tiempo. Deje que el fuego, inunde su corazón. No huya del altar, no le dé a otro, la oportunidad de corregir a la Iglesia. Es usted un miembro al que el Pastor le da confianza. Usted sabe que hay cosas que no agradan a dios… no callarse. Hablar lo que dios le dijopara que dios envíe bendición, antes hay que sacar el pecado. ¿Acaso el predicador no  tiene autoridad para predicar lo que está escrito?  Y más cuando el pecado está en sus propias narices: Chisme, división… hombres y mujeres  que deben ser ejemplo a las congregaciones… Jóvenes, adultos que conocen la Doctrina, que saben cómo ha sido siempre la Santidad. El nuevo está quebrantado… Están dispuestos a dejarlo todo por la causa de Cristo… vicios… vestimentas indecorosas… Renuncian a todo!

Jeremías no salió corriendo: sabía que tenía que enfrentar a gobernante corruptos… sabía que dios lo había puesto para arrancar, derribar… No nos ha puesto para congraciarnos con la gente… con el mundo. Si hemos sido llamados para ser rectos, para ser santos; no nos queda ese papelito de hacernos amigos de este mundo.  De  ir a meterse con los pecadores y sentarse con ellos en las plataformas… y para ser amigos con el de la esquina… nos afectan tanto los comentarios… “ese es un legalista, un extremista… se cree un santo”. Sentimos que nos quedamos solos en la ciudad. aunque parezca que está solo en el trabajo, viviendo solo en la Santidad: no va a estar solo. Y si fuera que nos quedásemos solos… ¿Cuál es el problema? aunque hablen, aunque digan. No vamos, ni promovemos otra cosa… sólo el mensaje y el mover el Espíritu Santo de dios… En otros lugares, se despierta la carne, las emociones; pero eso no cambia a la juventud… Lo que ha sacudido los pueblos y las naciones siempre ha sido la Palabra de dios, la oración. No los conciertos. No son los tamborazos, los guitarrazos… es la Palabra de dios… No necesitamos ayuda mundana de ningún tipo. No habrá ningún cantante que venga a exhibirse ni a presumir su talento.  Sólo con la ayuda del Espíritu Santo. Que venga un corrientazo de  lo alto, y despierte a los jóvenes; y sacuda nuestras vidas. Si no lo hace dios, no lo va a hacer nadie… Todavía amamos esta Palabra… Todavía queremos que dios nos hable… eso es señal de lealtad a la Palabra de dios… a la Sana Doctrina.  Hay cabida para la Palabra de dios en los corazones… Algo grande y poderoso está sucediendo…!!!

Está preparando gente recta, para estos últimos tiempos… dios necesita gente que honre la Palabra… Tú eres el hombre… tú eres la mujer… Es el tiempo de dios… el tiempo preciso de diosEs nuestro tiempo: el tiempo del Espíritu Santo… ¡Vuélvete a la senda!

TOP