CREAR CUENTA

*

*

*

*

*

*

¿HA OLVIDADO SU CONTRASEÑA?

*

Índice del artículo

Etica ministerial

INTRODUCCION: !Tener cuidado de las almas!

Dos razones nos convocan al estudio en esta ocasión. Dos razones claves para actuar en favor de la salud y de la sanidad en la vida de cada iglesia local. Dos razones que nos obligan a ser muy equilibrados ya que nuestra acción diaria en el ministerio nos pide "¡Tener cuidado de las almas!". La primera razon. La vida y actividad de todo ministro de dios debe siempre ser muy cuidadosa. A tal punto que nada escapa - ni en lo personal ni en lo público - a las miradas atentas y escudriñadoras tanto de los miembros de su familia como de toda la sociedad. Y no es para menos.
dicha actividad, fruto de un llamamiento divino, tiene que tener nítidas cualidades divinas porque dios Es Santo y exige santidad de sus ministros. ¡Siempre! La ética es uno de los varios pilares que sostienen dicha cualidad. por lo tanto, el saber cómo conducirse a diario en la casa de dios y en la vida particular, es de primerísima importancia a la hora de aceptar el llamado divino o a la de realizar un autoanálisis sobre nuestra actividad ministerial. La segunda razon. toda actividad colectiva se debe siempre regir por normas claras, realistas, entendibles y sobre todo viables, para que la vida comunitaria se lleve a cabo en orden, alegría y progreso. También en la iglesia de Cristo y su actividad local, debe darse el cumplimiento a dicha forma de convivencia. Cuando dichas normas se quebrantan, La Biblia ... que es La Palabra de dios nos muestra con claridad cuales deben ser los pasos a tomar con quienes actúan en detrimento de la convivencia armónica de todos sus miembros. Dichos pasos siempre deben ser tomados con el fin de amonestar, exhortar, perdonar, consolar, restaurar y edificar. Todo acto disciplinario, fuere cual fuere, tomado fuera de dichos parámetros, no puede nunca ser aprobado por dios. Lo vemos claro en las Sagradas Escrituras. por las dos razones mencionadas, y teniendo muy claro - año tras año - que la tarea ministerial obliga a "¡Tener cuidado de las almas!", es que ahora nos detendremos a compartir juntos las enseñanzas sobre la ÉTICA ministerial

TOP