CREAR CUENTA

*

*

*

*

*

*

¿HA OLVIDADO SU CONTRASEÑA?

*

Dispensaciones

LAS SIETE DISPENSACIONES

 

Introduccion

 

Las Siete Dispensaciones

1-Inocencia

2-Conciencia

3-Gobierno Humano

4-Promesa

5-La Ley

6-La Gracia

7-La Eternidad

Las Dispensaciones

 

 


A. EL SIGNIFICADO DE LAS DISPENSACIONES En el estudio de las Escrituras es importante entender que la revelación escritural se divide en períodos bien definidos. Estos están claramente separados, y reconocer estas divisiones y sus propósitos divinos constituye uno de los factores más importantes en la verdadera interpretación de las Escrituras. Estas divisiones se conocen como «dispensaciones», y en períodos de tiempo sucesivos se pueden observar diferentes dispensaciones. Una dispensación puede definirse como una etapa en la revelación progresiva de Dios y constituye una administración o regla de vida distinta. Aunque el concepto de una dispensación y de una época en la Biblia no es precisamente la misma, es obvio que cada período tiene su dispensación. Las épocas se mencionan a menudo en la Biblia (Ef. 2: 7; 3:5, 9; He. 1:2). La Biblia también hace distinción de épocas (Jn. 1:17; cf. Mt. 5:21-22; 2 Co. 3:11; He. 7:11-12). Es probable que el reconocimiento de las dispensaciones arroje más luz sobre el mensaje total de las Escrituras que ningún otro aspecto del estudio bíblico. Muy a menudo sucede que el hecho de tener un claro entendimiento de las, dispensaciones y de los propósitos que Dios ha revelado en ellas ha llegado a ser el principio de un valioso conocimiento de las Escrituras y de un interés personal en la Biblia misma. La relación del hombre con su Creador no es la misma en todas las edades. Ha sido necesario someter al hombre caído a ciertas pruebas. Esto es en parte el propósito de Dios a través de las edades, y el resultado de las pruebas afrontadas por el hombre ha sido en cada caso una incuestionable demostración tanto de la pecaminosidad como del absoluto fracaso espiritual y moral del género humano. Y en el día final toda boca se cerrará, porque a través de muchos siglos de experiencia se habrá comprobado la maldad o insensatez de todos los pensamientos del corazón del hombre. Cada dispensación comienza, por lo tanto, con el hombre divinamente establecido en una nueva posición de privilegio y responsabilidad, y termina con el fracaso humano que trae como consecuencia la manifestación del justo juicio de Dios. Si bien es cierto que existen algunos hechos, tales como el carácter santo de Dios, que permanecen invariables para siempre y que de consiguiente son los mismos en cada edad, haya la vez diferentes instrucciones y responsabilidades que se limitan en cuanto a su aplicación a determinado período. En relación con todo esto el estudiante de la Biblia debe reconocer la diferencia entre aplicación primaria y aplicación secundaria de la Palabra de Dios. Solamente aquellas porciones de las Escrituras que son destinadas directamente para el hijo de Dios en este tiempo de gracia deben ser objeto de una aplicación primaria o personal al cristiano. Se demanda que dichas instrucciones reciban detallado cumplimiento. Cuando se trata de aplicación secundaria debe observarse que, mientras es cierto que pueden extraerse lecciones espirituales de cada porción bíblica, esto no significa que el cristiano esté en la obligación ante Dios de cumplir aquellos principios que fueron la expresión de la voluntad divina para la gente de otras dispensaciones. El hijo de Dios en el actual período de gracia no está en la misma situación de Adán o de Abraham, o de los israelitas en el tiempo de la Ley; ni es llamado tampoco a seguir aquella manera peculiar de vida que según las Escrituras se demandará de los hombres cuando el Rey haya regresado a establecer su reino terrenal. Siendo que el hijo de Dios depende completamente de la instrucción contenida en las páginas de la Biblia para dirigir sus pasos en la vida diaria, y siendo que los principos revelados en las diferentes dispensaciones son tan diversos y a veces tan contradictorios, es de gran importancia para él reconocer las porciones bíblicas que se aplican directamente a su propio caso, si es que va a vivir de acuerdo a la voluntad divina y para la gloria de Dios. En la consideración del testimonio total de la Biblia, es casi tan importante para el creyente que desea hacer la voluntad divina conocer lo que no le concierne directamente como aquello que tiene directa referencia a él. Es obvio que, aparte del conocimiento de la verdad dispensacional, el creyente no podrá adaptarse inteligentemente al presente propósito de Dios en el mundo. Sólo ese conocimiento le salvará de caer en aquella sujeción a la ley que caracterizó a la dispensación pasada o de querer llevar a cabo en la actualidad el programa de transformación mundial perteneciente a la dispensación por venir. Debido a la imperfección de las traducciones, algunas verdades importantes se hallan ocultas para el que lee solamente el texto corriente de la Biblia. Por ejemplo, la palabra griega aion, que significa una «edad» o dispensación, se traduce «mundo» en unas cuarenta ocasiones. Por ejemplo, cuando se dice en Mateo 28:20 «hasta el fin del mundo», la referencia no es al fin del mundo material, lo que a su debido tiempo tomará lugar (2 P. 3:7; Ap. 20:11; Is. 66:22), sino más bien al fin de esta edad. El fin del mundo no se acerca, sino el fin de la presente edad. Según las Escrituras hay en todo siete grandes dispensaciones, y es evidente que nosotros estamos viviendo cerca del fin de la sexta de ellas. La edad del reino milenial (Ap. 20:4, 6) está todavía por venir. Una dispensación se caracteriza más o menos por las nuevas responsabilidades que Dios le señala al hombre al principio de ella y por los juicios divinos con que la misma termina. Las siete dispensaciones son las siguientes: 1) Inocencia, 2) conciencia, 3) gobierno, 4) promesa, 5) ley, 6) gracia, 7) reino milenial. Al estudiar las dispensaciones hay ciertos principios esenciales para entender esta enseñanza. El dispensacionalismo se deriva de una interpretación normal o literal de la Biblia. Es imposible interpretar la Biblia en su sentido normal y literal sin darse cuenta de que hay diferentes eras y diferentes dispensaciones. Un segundo principio es el de la revelación progresiva, esto es, el hecho reconocido por prácticamente todos los estudiantes de la Escritura de que la revelación es dada en etapas. Tercero, todos los expositores de la Biblia necesitarán reconocer que una revelación posterior en cierto grado sustituye a una revelación primaria con un cambio resultante en reglas de vida en las cuales pueden cambiarse o modificarse y añadirse nuevos requisitos. Por ejemplo, mientras que Dios mandó a Moisés a matar un hombre por cortar leña en un sábado (Nm. 15:32-36), ninguno aplicaría este mandamiento hoy porque vivimos en una dispensación diferente. Aunque se distinguen frecuentemente siete dispensaciones en la Escritura, tres son más importantes que las otras; ellas son: la dispensación de la ley, gobernando a Israel en el Antiguo Testamento desde el tiempo de Moisés; la dispensación de la gracia, la era presente; y la futura dispensación del reino milenial.


B. DISPENSACION DE LA INOCENCIA: ERA DE LIBERTAD Esta dispensación comenzó con la creación del hombre (Gn. 1:26-27) y continúa hasta Génesis 3:6. En esta dispensación al hombre le fue dada la responsabilidad humana de ser fructífero, dominar la tierra, tener dominio sobre los animales, usar los vegetales para comer y cuidar del huerto del Edén (Gn. 1:28-29; 2:15). Sin embargo, fue dada una prohibición; se instruyó al hombre para que no comiese del árbol del conocimiento del bien y del mal (Gn. 2:17). Aunque al hombre se le concedió un estado bendito, un cuerpo, mente y naturaleza perfectos, y todo lo necesario para disfrutar de la vida, Eva sucumbió ante la tentación y comió el fruto prohibido y Adán se unió a ella en su acto de desobediencia (Gn. 3:1-6). Como resultado vino el juicio divino, la muerte espiritual, el conocimiento del pecado, el miedo hacia Dios y la pérdida del compañerismo. Aun en estas circunstancias Dios introdujo el principio de la gracia con una promesa del Redentor (Gn. 3: 15) y proveyó túnicas de pieles, típica provisión de la redención (Gn. 3:21). Ellos fueron expulsados fuera del huerto, pero se les permitió vivir sus vidas naturalmente (Gn. 3:23-24) y con el juicio de Dios sobre ellos comenzó una nueva dispensación. En la dispensación de la inocencia Dios reveló la falla del hombre, le dio la promesa de un Redentor que vendría, reveló su soberanía en juzgar a sus criaturas e introdujo el principio de gracia.


C. DISPENSACION DE LA CONCIENCIA: ERA DE LA DETERMINACION HUMANA Esta dispensación, que comienza en Génesis 3:7 y se extiende hasta Génesis 8: 19, trajo nuevas responsabilidades sobre el hombre, establecidas en el así llamado pacto con Adán y Eva. Se emitió una maldición sobre Satanás (Gn. 3:14-15), pero también cayó una maldición sobre Adán y Eva (Gn. 3: ) 16-19). Aunque no se revela un código detallado de moral dado al hombre en este tiempo, se le exigió que viviera de acuerdo a su conciencia y guardando el conocimiento de Dios a medida que le fuera dado. Sin embargo, bajo la conciencia, el hombre continuó fallando tanto como lo había hecho siempre. La conciencia podía convencer, pero no traería victoria (Jn. 8:9; Ro. 2:15; 1 Co. 8:7; 1 Ti. 4:2). Los hijos de Adán tenían su naturaleza pecaminosa manifestada en el hecho de rehusarse a traer un sacrificio de sangre (Gn. 4:7) y el asesinato de Abel por Caín (Gn. 4:8). La civilización resultante de Caín fue pecadora (Gn. 4:16-24), y la muerte física se convirtió en algo común (Gn. 5:5-31). La maldad del corazón humano alcanzó a tal estado que otra vez el juicio fue necesario (Gn. 6:5, 11-13). El juicio se manifestó sobre Caín (Gn. 4:10-15), y en la Humanidad en general en la muerte (Gn. 5). Finalmente Dios tuvo que traer el diluvio universal sobre la tierra (Gn. 7: 21-24). Sin embargo, en este período también fue manifestada la gracia divina, puesto que algunos fueron salvos, como Enoc (Gn. 5:24), y la familia de Noé fue salva por el Arca (Gn. 6: 8-10; He. 11:7). La dispensación terminó con el diluvio en el cual solamente la familia de Noé fue salvada. El propósito de Dios en esta dispensación fue el de demostrar nuevamente la caída del hombre bajo la nueva situación en la cual éste se desempeñaba bajo su conciencia. Sin embargo, en este período Dios preservó la línea del futuro Redentor, demostrando su soberanía en juzgar al mundo por medio del diluvio y manifestando su gracia a Noé y su familia.


D. DISPENSACION DEL GOBIERNO HUMANO: PACTO CON NOE Esta dispensación cubre el período desde Génesis 8:20 a 11:9. A Noé Dios le dio un pacto incondicional (Gn. 8:20-9:17), en el cual El prometió que no habría más destrucción por diluvio (Gn. 8:21; 9:11). Dios prometió que las estaciones en el curso de la naturaleza no cambiarían (Gn. 8:22) y le dio nuevamente al hombre el mandamiento de multiplicarse (Gn. 9:1) y de continuar su dominio sobre los animales (Gn. 9: 2); el comer carne era permitido ahora, aunque la sangre estaba prohibida (Gn. 9:4). Lo más importante fue el establecimiento de la esencia del gobierno, en el cual se le dio al hombre el derecho de matar a los asesinos (Gn. 9:5-6). En este pacto, así como en los otros, hay fracaso humano, como lo indica la embriaguez de Noé (Gn. 9:1) y la irreverencia de Cam (Gn. 9: 22). Es un período de deterioro moral y religioso (Gn. 11:1-4). El gobierno humano, como la conciencia, fracasaron en reprimir el pecado del hombre, y el resultado fue la torre de Babel (Gn. 11:4). El juicio de Dios fue confundir su lengua (Gn. 11:5-7), y la civilización humana fue dispersada (Gn. 11:8-9). En este período, sin embargo, la gracia fue evidente en cómo el remanente de Dios fue preservado y en la selección de Abraham (Gn. 11:10 - 12:3). También fue preservada la simiente de la mujer y Dios fue manifestado en forma soberana. La dispensación finalizó con el juicio de la Torre de Babel y los preparativos para la próxima dispensación. Es importante notar que ambos -la conciencia y el gobierno humano- continúan en dispensaciones posteriores. Sólo Abraham y su simiente entran bajo la dispensación de la promesa. En general, la dispensación del gobierno humano reveló el fracaso del hombre bajo esta nueva regla de vida, el juicio selectivo de Dios, y se continuó manifestando la gracia divina.


E. DISPENSACION DE LA PROMESA: PACTO CON ABRAHAM Este pacto, que comienza en Génesis 11: 10, se extiende hasta Exodo 19:2. En él la responsabilidad humana fue dada en la forma de confiar en las promesas de Dios reveladas a Abraham. El contenido de su revelación divina incluía la promesa a Abraham (Gn. 12:1-2; 13:16; 15:5; 17:6); la promesa a Israel, la simiente de Abraham, de la que saldría una gran nación y el canal para el cumplimiento de la promesa de Dios (Gn. 12:2-3; 13:16; 15:5,18-21; 17:7-8; 28:13-14; Jos. 1:2-4); y una promesa de bendición a toda la tierra a través de Abraham (Gn. 12:3), El principio fue también establecido de manera que Dios bendijera a aquellos que ben- dijeran a Abraham y maldijera a aquellos que maldijeran la simiente de Abraham. El pacto abrahámico es uno de los pactos importantes de la Biblia e incluye la provisión de que Israel sería una nación para siempre, tendría el título de su tierra para siempre, sería bendecida en cosas espirituales, estaría bajo la protección divina y tendría el signo especial de la circuncisión (Gn. 17:13-14). El pacto era a la vez de gracia en principios e incondicional, por cuanto no dependía de la fidelidad humana, sino en la fidelidad de Dios. Solamente cumplidas parcialmente en el tiempo en que vivió Abraham, las bendiciones y promesas del pacto abrahámico continúan en su cumplimiento hacia el fin de la historia humana. Algunas de las bendiciones inmediatas del pacto para alguna generación particular estaban condicionadas a la obediencia, pero el pacto en sí era declarado como un pacto eterno (Gn. 17:7, 13, 19 1 Cr. 16: 16-17; Sal. 105: 10). El pacto con Abraham fue dirigido primeramente a Abraham y sus descendientes hasta donde estaba comprometida la responsabilidad dispensacional. El mundo como un todo continuaba bajo el gobierno humano y la conciencia como su responsabilidad primaria. Bajo el pacto abrahámico, sin embargo, había un constante patrón de fracaso, el cual fue manifestado en la demora de ir a la Tierra Prometida (Gn. 11:31); en Abraham al ser el padre de Ismael (Gn. 16:1-16); y en descender a Egipto (Gn. 12:10 - 13:1). Es evidente, sin embargo, que Abraham creció en fe y en gracia y finalmente tenía la voluntad de sacrificar aun a su hijo Isaac en obediencia a Dios (Gn. 22). Siguiendo a Abraham, Isaac fracasó viviendo tan cerca de Egipto como era posible sin violar el mandamiento de Dios . (Gn. 26:6-16). De la misma manera, Jacob falló en no creer en la promesa hecha a su madre cuando él nació (Gn. 25:23; J 28:13-15, 20); él fue culpable de mentira, engaño y de regatear (Gn. 27:1-29), y eventualmente se movió fuera de la tierra hacia Egipto para evitar el hambre (Gn. 46:1-4). En Egipto, Israel también le falló a Dios en sus quejas y falta de fe (Ex. 2:23; 4:1-.10; 5:21; 14:10-12; 15:24), en su deseo de volver a Egipto (Ex. 14:11-12) y en su constante murmuración (Ex. 15:24; 16:2; Nm. 14:2; 16:11, 41; Jos. 9:18). Su fracaso es evidente tanto en el momento en que fue dada la ley como posteriormente en su falla en cuanto a confiar en las promesas de Dios en Cades Barnea (Nm. 14). El fracaso bajo el período cuando la promesa abrahámica era especialmente su responsabilidad resultó en la pérdida temporal de la tierra, su esclavitud en Egipto, y en su viaje errante por el desierto antes de entrar en la tierra. Su fracaso estableció la etapa para la promulgación de la ley mosaica. En la dispensación de la promesa había mucha gracia divina ilustrada en el constante cuidado de Dios por su pueblo, su liberación de Egipto y la institución de la fiesta de la Pascua. La dispensación de la promesa termina en el momento en que fue dada la ley (Ex. 19), pero finaliza sólo en el sentido de ser el principio o prueba principal de responsabilidad. La dispensación de la promesa continúa hacia el fin de la historia, y muchas de sus promesas están aún en vigencia como un objeto de fe y esperanza. Las promesas hechas a Abraham son la base para las dispensaciones posteriores de la gracia y del reino. Hasta cierto punto las promesas nunca acaban y son cumplidas en un estado eterno. La dispensación de la promesa estableció claramente el principio de la soberanía divina, proveyó un canal de revelación divina especial para la nación de Israel, continuó la provisión de la redención y bendición divinas, reveló la gracia de Dios y prometió un testimonio para el mundo. Como las otras dispensaciones, sin embargo terminó en fracaso en lo que se refiere a la conformidad con la voluntad de Dios y preparó el terreno para la introducción de la ley como un ayo para traer a los creyentes a Cristo (Gá. 3:24).


F. LA DISPENSACION DE LA LEY La dispensación de la ley comienza en Exodo 19:3 y se extiende a través de todo el período hasta el día de Pentecostés en Hechos 2, aunque la ley finalizó en un sentido en la cruz. Ciertas porciones como el evangelio de Juan y algunos pasajes selectos en los otros evangelios anticiparon, sin embargo, la era presente de la gracia. La ley mosaica fue dirigida solamente a Israel, y los gentiles no eran juzgados por sus normas. La ley contenía un detallado sistema de obras, incluidas tres principales divisiones: los mandamientos (la voluntad expresada de Dios, Ex. 20: 1-26); los juicios (la vida social y civil de Israel, Ex. 21: 1 - 24: 11); y las ordenanzas (la vida religiosa de Israel, Ex. 24: 12 - 31: 18). El sistema de sacrificios y del sacerdocio que fue incluido era tanto legal como de gracia. El gobierno en esta dispensación era una teocracia, un gobierno por medio de Dios a través de sus profetas, sacerdotes y (más tarde) reyes. El pacto mosaico fue también de carácter temporal, en vigencia sólo hasta que Cristo viniese (Gá. 3:24-25). La naturaleza de la dispensación era condicional, esto es, la bendición estaba condicionada a la obediencia. Por primera vez en la historia la Escritura reveló un completo y detallado sistema religioso bajo la ley, proveyó el terreno para la limpieza y el perdón, la adoración, y oración, y ofreció una esperanza futura. Bajo la ley hubo constante fracaso. Esto es evidente especialmente en el período de los jueces, pero siguió hasta después de la muerte de Salomón y la división del reino de Israel en dos reinos. Hubo períodos cuando la ley fue completamente olvidada e ignorada y la idolatría reinaba en forma suprema. El Nuevo Testamento continúa el registro de fracasos, que culmina en el rechazo y crucifixión de Cristo, quien en su vida guardó la ley en forma perfecta. Fueron infringidos muchos juicios durante la dispensación de la ley como se describe en Deuteronomio 28:1 - 30:20. Los mayores juicios fueron el cautiverio bajo Asiria y Babilonia, de los cuales retornaron en el tiempo debido. Los juicios de Israel también vinieron después del término de la dispensación e incluyeron la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. y la dispersión mundial de Israel. La gran tribulación, otro tiempo de angustia para Jacob, está todavía por delante (Jer. 30:1-11; Dn. 12:1; Mt. 24:22). Bajo la ley, sin embargo, también era administrada la gracia divina en aquel sistema de sacrificios que fue provisto como una vía de restauración para el pecaminoso Israel, y el Dios paciente se manifiesta en la provisión de profetas, jueces y reyes y en la preservación de la nación. En repetidas ocasiones el arrepentimiento de Israel fue aceptado por Dios, y a través de este período fue escrito el Antiguo Testamento. La bendición coronadora fue la venida de Cristo como el Mesías de Israel, a quien la nación entera rechazó. En un sentido la dispensación de la ley terminó en la cruz (Ro. 10:4; 2 Co. 3:11-14; Gá. 3:19, 25). Pero en otro sentido no concluyó hasta el día de Pentecostés, cuando comenzó la dispensación de la gracia. Aunque la ley finalizó como una regla específica de vida, continúa siendo una revelación de la justicia de Dios y puede ser estudiada con provecho por los cristianos para determinar el carácter santo de Dios. Los principios morales que resaltan la ley continúan, puesto que Dios no cambia; pero los creyentes hoy día no están obligados a guardar los detalles de la ley, dado que la dispensación ha cambiado y la regla de vida dada a Israel no es la regla de vida para la iglesia. A pesar de ello, pueden hacerse varias aplicaciones de la ley, aunque una interpretación estricta sólo relaciona a la ley mosaica con Israel. El propósito de la leyera proveer una regla justa de vida y traer el pecado a condenación. La experiencia de Israel bajo la ley demostró que la ley moral, cívica y religiosa no puede salvar o santificar. La ley nunca fue propuesta para proveer la salvación para el hombre, ya sea mientras estaba en vigencia o después, y por medio de su naturaleza era débil, por cuanto no podía justificar (Ro. 3:20; Gá. 2:16); no podía santificar o perfeccionar (He. 7: 18-19); estaba limitada en su vigencia y duración (Gá. 3:19); no podía regenerar (Gá. 3:21-22), y sólo podía hacer manifiesto el pecado (Ro. 7: 5-9; 8:3; 1 Co. 15:56). La ley hizo posible que Dios demostrara que todos eran culpables y que toda boca calló (Ro. 3:19), e hizo evidente la necesidad de Cristo (Ro. 7:7-25; Gá.3:21-27).


G. DISPENSACION DE LA GRACIA La dispensación de la gracia comienza justamente en Hechos 2 y continúa a través del Nuevo Testamento, culminando con el arrebatamiento de la iglesia. Algunas enseñanzas concernientes a la dispensación de la gracia fueron introducidas antes, como en Juan 13-17. Las Escrituras que se relacionan con esta dispensación se extienden desde Hechos 1 hasta Apocalipsis 3. La dispensación de la gracia fue dirigida solamente a la iglesia, puesto que el mundo como un todo continúa bajo la conciencia y el gobierno humanos. En ella, la salvación se revela que es por la fe únicamente, lo cual fue siempre verdad, pero ahora se hace más evidente (Ro. 1:16; 3:22-28; 4:16; 5:15-19). Las altas normas de gracia elevan a esta dispensación por sobre todas las reglas de vida previas (Jn. 13:34-35; Ro. 12:1-2; Fil. 2:5; Col. 1:10-14; 3:1; 1 Ts. 5:23). Sin embargo, bajo la gracia el fracaso fue también evidente, puesto que la gracia no produjo ni la aceptación universal de Cristo ni una iglesia triunfante. De hecho, la Escritura predijo que habría apostasía dentro de la iglesia profesante (1 Ti. 4:1-3; 2 Ti. 3:1-13; 2 P. 2-3; Jud.). Aunque Dios está cumpliendo sus propósitos en llamar a gentes para su nombre de entre los judíos y gentiles, la porción profesan te pero no salva de la iglesia dejada atrás en el arrebatamiento será juzgada en el período entre el arrebatamiento y la venida de Cristo para establecer su reino (Mt. 24:1-26; Ap. 6-19). La iglesia verdadera será juzgada en el cielo en el tribunal de Cristo (2 Co. 5:10-11). En esta edad presente la gracia divina es especialmente evidente en la venida de Cristo (Jn. 1:17), en la salvación del creyente y en nuestra posición ante Dios (Ro. 3:24; 5:1-2, 15-21; Gá. 1:1 - 2:21; Ef. 2:4-10), y en la naturaleza de la gracia como una regla de vida (Gá. 3:1 - 5:26). La dispensación de la gracia termina con el arrebatamiento de la iglesia, el cual será seguido por el juicio de la iglesia profesante (Ap. 17:16). La era de la gracia es una dispensación,diferente en lo que concierne a abarcar a creyentes judíos y gentiles. Por contraste, la ley de Israel era solamente para Israel, el gobierno humano era para el mundo entero, y la conciencia se extiende a toda la gente. En la presente dispensación la ley mosaica está completamente cancelada en cuanto a su aplicación inmediata, pero continúa para testificar de la santidad de DiOs y provee muchas lecciones espirituales para ser aplicadas. Aunque todas las dispensaciones contienen un elemento de gracia, la dispensación de la gracia es la suprema manifestación de ambas cosas, la totalidad de la salvación recibida y en cuanto a una regla.de vida.


H. DISPENSACION DEL REINO La dispensación del reino comienza con la segunda venida de Cristo (Mt. 24; Ap. 19) y es precedida por un período de tiempo en el cual se incluye la tribulación, el cual hasta cierto grado es un período transitorio. Las Escrituras que se aplican a ello son todos los pasajes del reino futuro, ya . sea en el Antiguo o Nuevo Testamento (siendo las principales Sal. 72; Is. 2:1-5; 9:6-7,11; Jer. 33:14-17; Dn. 2:44-45; 7:9-14, 18, 27; Os. 3:4-5;' Zac. 14:9; Lc. 1:31-33; Ap. 19-20). En el reino, la responsabilidad humana será obedecer al rey, quien regirá con vara de hierro (Is. 11:3-5; Ap. 19:15). El reino será teocrático, esto es, una reglamentación de parte de Dios, y habrá un sistema renovado de sacrificios y sacerdocio (Is. 66:21-23; Ez. 40-48). Un rasgo excepcional de este período es que Satanás será atado y los demonios permanecerán inactivos (Ap. 20:1-3, 7). El reino, sin embargo, también será un período de fracaso (Is. 65:20; Zac. 14:16-19), y habrá re- belión al final del mismo (Ap. 20:7-9). El juicio divino que sigue incluye la destrucción de los rebeldes por medio del fuego (Ap. 20:9) y la destrucción de la antigua tierra y cielo por fuego (2 P. 3: 7, 10-12). En el reino milenial la gracia divina también se revela en el cumplimiento del nuevo pacto (Jer. 31:31-34), en cuanto a salvación (Is. 12), en prosperidad física y temporal (Is. 35), en abundancia de revelación (J er. 31: 33-34), en perdón de pecado (Jer. 31:34) y en la recolección de Israel (Is. 11:11-12; Jer. 30:1-11; Ez. 39:25-29). El reino milenial termina con la destrucción de la tierra y cielo por fuego y es seguido por el estado eterno (Ap. 21-22). La dispensación del reino difiere de todas las dispensaciones anteriores en que es la forma final de la prueba moral. Las ventajas de la dispensación incluyen un gobierno perfecto, la presencia inmediata y gloriosa de Cristo, el conocimiento universal de Dios y el término de los tiempos de salvación, y Satanás que permanece inactivo. En muchos puntos la dispensación del reino es suprema y trae a su consumación los tratos de Dios con el hombre. En las dispensaciones Dios ha demostrado cada significado posible de los tratos con el hombre. En cada dispensación el hombre fracasa y la gracia de Dios es suficiente. En las dispensaciones se cumple el propósito de Dios de manifestar su gloria, en el mundo natural y en la historia humana. A través de la eternidad nadie podrá levantar la pregunta de si Dios podría haber dado al hombre otra oportunidad para alcanzar la salvación o la santidad por medio de su propia habilidad. Un conocimiento de las dispensaciones es, de acuerdo a ello, la clave para el entendimiento del propósito de Dios en la historia y el despliegue de la Escritura, la cual registra los tratos de Dios con el hombre y su revelación divina concerniente a sí mismo.


PREGUNTAS 1. ¿Cuán importante es la doctrina de las dispensaciones? 2. ¿ Cómo puede definirse una dispensación? 3. Contrastar una dispensación y una época en la Biblia. 4. ¿Qué caracteriza en general el comienzo y el fin de cada dispensación? 5. ¿ Cómo. puede distinguirse una aplicación primaria y secundarla de la Palabra de DIos? 6. ¿Cómo ofrece la interpretación dispensacional una explicación de instrucciones escriturales que parecen contradictorias? 7. ¿ Qué siete dispensaciones se reconocen comúnmente en , la Escritura? 8. ¿ Cómo se relaciona la interpretación normal o literal al dispensacionalismo? 9. ¿Cómo se relaciona la revelación progresiva al dispensacionalismo? 10. ¿ Cómo explica el dispensacionalismo los cambios en las reglas de vida? 11. ¿Cuáles dispensaciones son las más importantes? 12. ¿Cuál era el requisito para el hombre bajo la dispensación de la inocencia? 13. ¿Cómo se mostró la gracia en la dispensación de la inocencia? 14.Explique la revelación de Dios en la dispensación de la Inocencia. 15. ¿Hasta qué grado la dispensación de la conciencia revela el fracaso humano? 16. ¿ Cómo se mostró la gracia en la dispensación de la conciencia? 17. ¿Cuáles fueron algunos de los resultados sobresalientes de la dispensación de la conciencia? 18. ¿Cuál era el requisito para el hombre bajo la dispensación del gobierno humano? 19. ¿Hasta qué punto el hombre fracasó bajo el gobierno humano? 20. ¿Hasta qué punto se mostró la gracia en el gobierno humano? 21. ¿Qué reveló la dispensación del gobierno humano? 22. ¿En qué sentido las dispensaciones de la conciencia y el gobierno humano continúan hoy día? 23. ¿Qué fue provisto en la dispensación de la promesa, y qué se requirió del hombre con respecto a ello? 24. Explicar cómo la dispensación de la promesa no se ex tendió a toda la raza. 25. Describir el fracaso humano bajo la dispensación de la promesa. 26. ¿ Cómo se mostró la gracia divina en la dispensación de la promesa? 27. ¿Quiénes fueron colocados bajo la dispensación de la ley? 28. Nombrar las divisiones principales de la ley. 29. ¿Cuán completa era la ley como un sistema religioso detallado? 30. Describir, en general, el fracaso de Israel bajo la ley. 31. ¿Hasta qué grado se mostró la gracia bajo la ley? 32. ¿Cuándo terminó la ley? 33. Describir la extensión y la limitación del propósito de la ley. 34. ¿A quiénes fue dirigida la dispensación de la gracia? 35. Caracterizar las normas de gracia como una regla de vida. 36. ¿Hasta qué grado fue el fracaso bajo la dispensación de la gracia? 37. ¿ Qué hace terminar la dispensación de la gracia? 38. Contrastar la dispensación de la gracia con la dispensación de la ley. 39. ¿Cuándo comienza la dispensación del reino? 40. Nombrar algunos de los pasajes importantes de las Escrituras que se relacionan con el reino. 41. ¿Cuáles son algunos de los rasgos excepcionales de la dispensación del reino? 42. Describir el fracaso y juicio en el final de la dispensación del reino. 43. ¿ Qué se revela en el reino milenial concerniente a la gracia? 44. ¿ Cómo la dispensación del reino difiere de todas las dispensaciones precedentes? 45. ¿Por qué la dispensación del reino es un clímax adecuado al programa de Dios

 

Poemas

 

POEMAS DE LA HISTORIA BIBLICA
Por: Rev. Victor M. Garcia Martinez



I- La Creacion
Gen cap 1

Los Cielos fueron Creados
Por la palabra de Dios.
Lo que existe o existio
Todo por Dios fue Creado.
Todo bueno fue nombrado
!Que primor, que gran belleza.
La luz, la naturaleza,
Los astros, los animales,
Los peces, tambien las avez,
Y el hombre. ! que gran proeza.


II- El Pecado
Gen 3:1-3.

Mas con fina sutileza
Satanas se presento.
El diablo al hombre tento
Apelando a la grandeza.
Eva se alio con torpeza
Al maligno tentador,
Adam perdio todo honor,
Teniendo plena conciencia
Y por la desobediencia
Se convirtio en pecador.


III- El juicio
Gen 3:14-24.

Que tristeza, que dolor,
Que mal produce el pecado;
El hombre siendo llamado
Se oculto del creador.
¿Donde estas? Dijo el señor
Tu voz respondio me aterra.
Maldita sera la tierra,
La serpiente que engano;
Y te volveras en pos
Del polvo sufriendo guerra.


IV- El crimen
Gen 4:8

La terrible consecuencia
Paso a la posteridad
Creciendo asi la maldad
Aumento la delincuencia.
Cain con sana conciencia
Ofrenda ofrecio sin fe,
Se ensanno en Abel despues
Al propio hermano asesina,
Y la humanidad camina
Por la senda que hoy se ve.


V- El diluvio
Gen 7:10-12.

Dios llamo al justo Noe.
A Enoc lo traspuso Dios.
Con Dios Enoc camino
Y de este mundo se fue.
El pregonero Noe
La gran arca construia,
El mundo lo aborrecia
No entraron en el refugio
Por su crasa rebeldia
Murieron en el diluvio.


VI- El arco-iris
Gen 7:10-12

Escaparon del diluvio
Ocho, creyentes confiaron
Del pecado se apartaron
El arca fue su refugio.
El arcoiris preludio
Fue sennnal de proteccion
Segura confirmacion
Del grande amor de Jehova
De no destruir jamas
La tierra en inundacion.


VII- Las Razas
Gen 9:18-27.

El Señor su bendicion
Derramo sobre Noe;
Este a su viña se fue
Y cayo en triste ocacion
Mostrando poca vision
Con el vino se emborracha
Acan sin respeto pasa
Mirando su desnudez
Peca, maldecido fue
Con todos los de su raza.


VIII- Babel
Gen 11:1-9

Asi surgieron las razas
Las muchas generaciones
Se formaron las naciones
Multiplicaron las casas
Una tribu se desplaza
Y un cazador de leones
Entendido en construcciones
Una torre quizo hacer
Jehova confundio en babel
Las lenguas de los bribones.


IX- Abraham
Gen 12:1.

Surgieron las tradiciones
Comenzo el oscurantismo.
Tambien el exepticismo
Y las falsas religiones.
Pero Dios sin dilaciones
Escogio a un hombre, Abraham
Para llevarlo a Canaan
Lejos de su parentela
Jehova le dijo que fuera
Y asi lo hizo Abraham.


X- La promesa
Gen 12:2-3

Abraham con su sobrino
Y Sarai llego a Canaan
Estos relatos estan
En el registro Divino.
Porque a Jehova le convino
Bendecirlo y lo bendice
A Abraham y hasta maldice
Al que estorbe su destino.
Ese contrato es Divino
Bendice al que lo bendice


XI- Sodoma y Gomorra
Gen 18:20-21.

Abraham subio a una loma
Y Jehova le revelo
El juicio que preparo
Contra Sodoma y Gomorra;
Porque el pecado se asoma
Como putricion nefanda
El corazon se le ablanda
Al compasivo Abraham
Porque Lot y muchos van
A morir en la demanda.


XII- Misericordia
Gen 18:32

Intercede por sus preces
Abraham y a Dios implora
Sea propicio sin demora
Porque el justo lo merece
Mas a Dios bien le parece
Encontrar diez o cincuenta
Para perdonar la afrenta
Siendo propicio otra vez
Cincuenta no allo ni diez
Hay que tener eso en cuenta.


XIII- Angeles
Gen 19:1-11.

Hasta Sodoma han llegado
Los angeles de Jehova
Y ha Lot estimulan ya
A salir apresurado
Pero los hombres malvados
Sin Dios, sin temor, sin freno
Aborreciendo lo bueno
Siguen su loca carrera
Heridos son con ceguera
Alli en su propio terreno.


XIV- La mujer de Lot
Gen 19:26.

Los Angeles han mandado
Salir sin mirar atras
Lot se demora y ya esta
Callendo el fuego anunciado
Con azufre cae mesclado
Esta es la paga del mal
Y en una estatua de sal
Su esposa alli se convierte
Corriendo tan fatal suerte
Por querer atras mirar.


XV- Isaac
Gen 21:2-7.

Abraham padre de la fe
En edad bien avanzada
Engendro un hijo de Sara
Y esta se rio. ¿por que?.
Isaac engendro despues
A Jacob y este a Jose.
Y alli en Egipto Moises
Produciendo maravillas
Al cruel Faraon humilla
Y la gloria de Dios ve.


XVI- Moises
Ex 3:10.

Moises, !Que grandes prodigios!
Produjo Dios por tus manos
Liberaste a tus hermanos
Venciste en aquel litigio
Faraon perdio prestigio
Egipto sufrio diez plagas:
Sangre, ranas, piojos, moscas,
Ulceras en el ganado,
Granizo y fuego mesclados,
Y la plaga de langostas.


XVII- Faraon
Ex 12:29.

Los hechiceros murieron
Y por tinieblas cegados
Un triste anuncio tubieron
Que los dejo consternados.
Los Egipcios derrotados
Gritaron con gran clamor
Porque hasta el hijo mayor
Que se sentaba en el trono
De Faraon murio como
Muere el mas vil pecador.


XVIII- La salida
Ex 12:31- 14:32.

Con mano fuerte y poder
Demandando las ofrendas
Alhajas, joyas y prendas
De Egipto salio Israel.
Jehova los condujo fiel
Una nube los guiaba,
Moises alzando su vara
Dividio en dos el mar rojo
Y Egipto vio con sus ojos
Que en seco Israel cruzaba.


XIX- Milagros
Deut 34:10-12.

La peña herida manaba
Agua fresca en abundancia
Y el mana Dios enviaba
Diariamente con constancia
La fe sin ver es sustancia
Dios a Istael bendecia
El rostro resplandecia
De Moises por ver su gloria
Grabado quedo en la historia
Los portentos que el hacia.


XX- Josue
Jos 10:12-13.

Moises eligio a Josue
Por sucesor verdadero
Su amigo fiel y sincero
Compañero de Caleb
Uso su tremenda fe
Josue de forma oportuna
Mandando al sol y a la luna
Detenerse en Gabaon
Y en el valle de Ajalon
Y obedecio sol y luna.


XXI- Jueces

Despues tomo posesion
Israel de aquella tierra.
Venciendo reyes en guerra
Conquistaron su nacion.
Se hizo la reparticion
Y los jueces gobernaron
Jefte y Otoniel juzgaron
Debora, sangar, Gedeon,
Abimelec, y triunfaron
Hasta que vino Sanson.


XXII- Sanson
Jue 13:16.

Sanson tan extraordinario
En su vida y en su muerte
De Israel juez temerario
Del mundo el hombre mas fuerte
Con mano ferrea dio muerte
A un cachorro de Leon,
Despues arranco el porton
De las murallas !! que azaña !!
Y los subio a la montaña
Como si fuera algodon.


XXIII- Venganza
Jue 16:30.

En la lucha fue un campeon
Venciendo a los Filisteos
Para Dios fue nazareo
Mas temido que un leon.
Al final cayo en prision
Por revelar su secreto
A un ejercito completo
De un asno con la quijada
Mato y al morir tumbaba
Columna y templo repleto.


XXIV- Ruth

Tambien Ruth la moabita
Que tanto amaba a Noemi
Merece nombrarce aqui
Por su historia tan bonita.
Consagrada y jovencita
Fiel a su suegra infeliz
Entra del pueblo en la lid
Con Noemi supo marchar
Para de Boz engendrar
Al abuelo de David.


XXV- Samuel

Samuel lleno tres oficios
Juez, Sacerdote y profeta.
Y con grandes veneficios
Condujo al pueblo a la meta.
En Samuel pues se completa
El periodo de los Jueces
Siervo fiel, honor merece
Mas alla del cielo azul
Cuando Israel pidio reyes
Samuel les ungio a Saul.


XXVI- Saul

Saul primer rey ungido
Con su hijo Jonatan
Salvo aquel pueblo aguerido
Luchando como un titan
Y en su temerario afan
Perecio el hijo de Cis
Pues peco aquel adalid
Cayendo al final inerte
Y lo sucedio en su muerte
En el trono el rey David.


XXVII- David

De David la honda famosa
Bendecida por Jehova
La frente hirio belicosa
Del gigante Goliat
David nunca vuelve atras
Ante el oso ni el leon
Sus cantos tan bellos son
Que los demonios se calman
Y a Saul le arruya el alma
Con una dulce cancion.


XXVIII- Alabanzas

David con inspiracion
Compone salmos y trinos
Salta y danza en el camino
Con su Dios en comunion.
El pueblo dio aprobacion
A cuanto ordeno David
Israel vivio feliz
Todo el mundo lo admiraba
Y a Dios el cristiano alaba
Con los salmos de David.


XXIX- Salomon
I Rey 3:16-28

Dos madres en oracion
Un mismo niño reclaman
!Esta la mato en la cama!
fue el tuyo es la discucion.
Vienen ante Salomon
El rey demanda una espada
Partidlo en dos ordenaba
Y la madre verdadera
Lo cedio y el dijo que era
La madre porque lo amaba.


XXX- Elias
I Rey 17:1

Hubieron santos profetas
Que Jehova los escogia
Y entre muchos tuvo fama
El bien conocido Elias.
Por el la lluvia caia
Al muerto resucitaba
Fuego del cielo bajaba
Dividio el jordan y luego
Dios mando un carro de fuego
Y al cielo se lo llevo.

XXXI- Eliseo
II Rey 2:12-15

Eliseo sucesor
De Elias heredo el mando
Trayendo gloria y espanto
A muchos en su redor
Tanto el oso vengador
Como los Sirios cegados
Advierten !mucho cuidado!
Con el siervo del Señor
Porque les fuera mejor
Jamas haberlo enojado.

XXXII- Milagros
II Rey 13:21.

Este siervo consagrado
Multiplicaba el aceite
Y levantaba de la muerte
Al niño profetizado.
Por el un hacha ha flotado
Panes se multiplicaron
Salvo al rey cuando estrecharon
Los enemigos el cerco
Y muerto sus huesos secos
Un muerto resucitaron.

XXXIII- Providencia

Ester y Mardoqueo el fiel
A Dios no pudieron nombrar
Pero supieron confiar
En la providencia de el.
Aman los quizo barrer
Junto al pueblo sentenciado
Sus planes fueron frustrados
Y justamente perdio
La vida pues sucumbio
En su propia horca ahorcado.

XXXIV- Paciencia

De Job y su gran paciencia
Sacamos grandes provecho
Lo perdio todo y ni eso
Mancho su limpia conciencia.
Porque la divina ciencia
Dispuso en el mas alla
Devolverle mucho mas
Derrotar al tentador
Y demostrar con valor
Su grande amor a Jehova.

XXXV- Poesia

En los salmos inspirados
Abunda la bendicion
De autores seleccionados
Titanes en comunion.
Proverbios de Salomon
Destilan sabiduria
Eclesiastes nombradia
De profunda refleccion
Y los cantares que son
Una joya en profecia.

XXXVI- Profecia

El visionario Isaias
Profeta de privilegia
Escribio el "quinto evangelio"
!Que belleza en profecia!
Tan fiel describe al Mesias
Cual si estubiera mirando
La crucificcion y cuando
A Cristo se quiere ver
Sufriendo el martirio cruel
Su libro lo esta narrando.

XXXVII- Sufrimiento

Jeremias !que dolor!
En tu pecho se encerraba
Que tu mejilla regaba
Llanto de amargo sabor.
Sufristes tu lo peor
De aquel pueblo descarriado
Pero tu libro sagrado
Infalible profecia
Pues todo se cumpliria
En el tiempo señalado.

XXXVIII- Leccion Objetiva

Ezequiel perdio su esposa
Que tanto amaba en un dia
Cumpliendo la profecia
Sin llorar, virtud preciosa.
Porque ordeno poderosa
La ciencia del creador
Que ocultara su dolor
Como ejemplo verdadero
Si asi sufre el justiciero
¿Que le espera al pecador?.

XXXIX- Daniel

El jovencito Daniel
Los sueños interpretaba
Y en el palacio moraba
Primer ministro del rey.
No lo pudieron vencer
Las trampas ni los leones
Ni conflictos ni aflicciones
Lo pudieron doblegar.
Ni el fuego pudo quemar
Sus amigos en prisiones.

XL- Omnipotencia

Hageo, Joel, Jonas,
Abdias, Nahum, Miqueas,
Amos Zacarias, Oseas
Enuncian la Cristiandad
Y a quien diga de Jonas
Que es una mera leyenda
Pues que el Señor le reprenda.
Dios puede si es de su agrado
Preparar pez de vivienda
Con aire acondicionado.

XLI- Malaquias

Este mundo tan malvado
De Dios se burla y reniega
Ese desprecio conlleva
A la paga del pecado.
Pues Malaquias airado
Demanda arrepentimiento.
Se acerca el fin y el tormento
Los alcanzara algun dia
Se cierra la profecia
Del Antiguo Testamento.

XLII- Buenas Nuevas
Rom 10:15.

!Oh mundo! Cesen tus penas,
resplandesca el firmamento.
Se anuncian las buenas nuevas
En el Nuevo Testamento
Sed felices, sed contentos,
Mirad con fe y adelante,
Que hay una senda brillante
Donde alegre transitar
Cristo ha venido a salvar
Mostrad el rostro triunfante.

XLIII- Los Evangelios

Comienzo del evangelio
Mateos, Marcos, Lucas, Juan
La bella historia nos dan
Que glorioso privilegio.
El inefable don regio
De esta era de la gracia
Jesus, Jesucristo sacia
Al corazon mas sediento
Teniendo arrepentimiento
Por fe te salva, por gracia.

XLIV- Jesucristo
Jn 1:11,12.

Jesucristo soberano
El Señor de los Señores
El amor de los amores
Lo tiene todo en su mano
Vino a este mundo profano
Y lo amo de tal manera
Que si pecador tu fueras
El unico que existe aqui
Hubiera muerto por ti
Para que no te perdieras.

XLV- Conquista

Jesucristo es el campeon
Mayor que siempre ha existido.
Vino a este mundo perdido
Es digno de admiracion
Jesus tomo posecion
Por su muerte temerario
De todo lo que el contrario
Le usurpo por el pecado
A este mundo descarriado
Lo rescato en el calvario.

XLVI- Sanidades

Cuando el ciego Bartimeo
A Jesucristo clamo,
Llamandole lo sano
Y el ciego grito !ya veo!
Un padre dijo yo creo
Que a mi hijo sanaras.
El demonio en el esta
Lo tira al agua y al fuego
Jesus lo liberto luego
Usando su autoridad.

XLVII- Milagros

Jesus con su autoridad
Hizo muchas maravillas
Oraba a Dios de rodillas
Noches enteras verdad
El paralitico y mas,
El mudo, el adolorido
Fueron por el bendecidos
Y los sano en el momento.
Demanda arrepentimiento
Para de Dios ser oido.

XLVIII- Bondad

El misero, el distinguido
A Jesucristo acudia
A todos los resibia
Todos fueron bienvenidos
Fue el niño bien atendido
Y los cargo en su regazo
El pan lo partio en pedazos
Los peces multiplicaba
Las multitudes saciaba
Venid, sigamos sus pasos.

IL- Lazaro
Jn 11:43.

Lazaro murio y Maria
A Jesus mando a buscar
La fueron a consola
Jesus dijo que dormia.
Aunque alguno se rei
Hasta el sepulcro llego.
Jesus entonces grito
Con autoridad !ven fuera!
La muerte entendio quien era
Pronto su presa solto.

L- La Tempestad
Mar 4:35-36

Una barca navegaba
Por el mar de Galilea
Y una tormenta muy fea
A la barquilla azotaba.
Mas Jesus durmiendo estaba
En la popa con confianza
!Señor! ¿a ti no te espanta
que vamos a naufragar?
Reprendio al viento y la mar
Y se hizo grande bonanza.

LI- Los Alguaciles
Jn 7:46.

Galilea recorrio
Sanando toda dolencia.
Su fama se difundio
Hablaba con elocuencia
Por eso ante su presencia
Los alguaciles oyeron
Su palabra y respondieron
No lo pudimos prender
Nadie ha hablado como el
Su mensaje es verdadero.

LII- Justicia Divina
Jn 2:15

Jesus esencia de amores
Bondad personificada
Mas si su ira mostraba
Causaba espanto y terrores.
Azoto a los cambiadores
El templo santifico
Y a la higueraq que nego
Su fruto tan apreciado
La maldijo y se seco
Dice el registro sagrado.

LIII- Infierno
Mat 25: 46.

Su palabra es la verdad
Su majestad es terrible
!cuidado! porque es horrible
resistir su voluntad.
El jamas concentira
Comulgar con el pecado.
Y tiene para el malvado
Infierno real de verdad
Y seran atormentados
Por toda la eternidad.

LIV-

Nunca lo vieron reir
Pero lo vieron llorar
Solo una vez su cantar
Se pudo en privado oir.
Callado supo sufrir
El justo por los injustos
Escucharlo daba gusto
Y ante aquel rey que lo odiaba
Callo y fue su mirada
De fuego la que dio susto..

LIV- Impacto
Mar 7:37.

De Jesus la gente dijo
Que todo lo hizo perfecto.
Al cojo caminar recto,
El mudo hablo y lo bendijo
Devolvio la vida al hijo
De la viuda de Nain.
Cambio en generoso al ruin
El paralitico andaba,
Al leproso lo limpiaba
Y al temor le puso fin.

LV- Victoria
Ap 2:13.

El sordo escucho bien claro
Todo demonio salia
La fiebre, la hidropesia,
Si, todo espiritu malo
Jesus perdono el pecado
Haciendo obras mayores
Que las que fueron peores
Dañando a la humanidad
El trono de satanas
Destrozo el rey de señores.

LVI- Muerte de Cristo
Mat 27:50-54.

Fueron muchos los dolores
Que sufriera el buen Jesus
Clavado en la cruenta cruz
Murio por los pecadores
Tinieblas, horror, clamores,
Hasta la tierra temblaba
Pues Jesucristo expiraba
Clamando con fuerte voz
Y aquel centurion gritaba
Este era el hijo de Dios.

LVIII- Sepultura
Mat 27:57-61.

Un discipulo lo amaba
Secreto y en lienso pulcro
Con amor lo amortajaba
Poniendolo en su sepulcro.
Era nuevo aquel sepulcro
Y la piedra fue sellada
Una guardia vigilaba
Pues la santa profecia
Predijo resucitaba
Y el sacerdocio temia.

LIX- Resurreccion y Apariciones
Luc 24.1; Ico 15:6; Jn 10:27.

Vienen a ungirlo temprano
Llorando las tres Marias
Pero ya Cristo vivia
Magestuoso y soberano.
Lo vieron varios hermanos
Por todos mas de quinientos
El probo los alimentos
Y al incredulo Tomas
Le dijo: palpa y veras
Y lo adoro en el momento.

LX- Ascencion
Luc 24:51.

Despues a su compañia
Le encomendo las acciones
Con precisas instrucciones
Que a este mundo impactaria
Porque al cielo ascenderia
Con poder incalculable
Toda potestad le es dable
Y bendiciendolos sube
Hasta el cielo en una nube
A la diestra de Dios padre.

LXI- El Espiritu Santo
Hech 1:8

Sentado a la diestra esta
Intercede por su iglesia
Que combate en lucha recia
Las huestes de Satanas.
Nos concede autoridad
Porque aun los ama tanto
Que dio su Espiritu Santo
Como don a los creyentes
Para salvar a la gente
Cambiando en baile su llanto.

LXII- Apostoles
Hch 2:43

Los apostoles hicieron
Milagros y maravillas
Sanando enfermos y vieron
Sonrisas en las mejillas.
Con aquella fe sencilla
Predicaban a Jesus
La locura de la cruz
Es el mensaje divino
Cristo es la vida, el camino
A Dios conduce Jesus.

LXIII- Pedro
Hch 2:14.

El pescador predicaba
El evangelio sagrado
Del enfermo cruzo al lado
Y su sombra los curaba.
Al muerto resucitaba
En el nombre de Jesus
El tiempo marco la cruz
Para que el mundo se trate
Grabandoce en almanaque
La era del rey Jesus.

LXIV- Propagacion
Hch 1:4

Cuando Esteban predicaba
Con fervor y valentia
La gente no resistia
Su palabra autorizada.
Felipe evangelizaba
Al pueblo samaritano
Saulo azolaba con mano
Debastadora y macabra,
Se propaga la palabra
Y aumento el pueblo Cristiano.

LXV- Conversion de Saulo
Hch 9:1-6

Dios dispuso soberano
Que Saulo se convirtiera
Porque un escogido era
Instrumento de su mano
Bernabe ayudo a ese hermano
Y el daba su testimonio
Hechaba fuera al demonio
Disemino el evangelio
Teniendo el gran privilegio
De sembrar Amor en odio.

LXVI- Epistolas
II Ped 3:15,16

Saulo, joven temerario
En pablo se convertia
Apostol de nombradia
Escritor epistolario.
Se consagro en el santuario
Misionero de la historia
Se conserva su memoria
Sufrido, fiel, adnegado
El mundo esta doctrinado
Por su pluma tan notoria.

LXVII- Misioneros
Hch 11:26

Los primitivos hermanos
Llegaron hasta antioquia
Alli la iglesia crecia
Y los llamaban cristianos
Este grupo soberano
Convatiendo el judaismo
Lucho contra el paganismo,
Preciosa sangre regaron
Pero a este mundo legaron
La gloria del cristianismo.

LXVIII- Martires
Hch 7:59.

Esta iglesia poderosa
A Jesucristo servia
Convatio la idolatria
Y la esclavitud odiosa,
Establecio la preciosa
Fe en el hijo de Dios
Sufriendo al mundo inundo
Con su doctrina sencilla
La sangre fue la semilla
Algun martir la dono.

LXIX- La Ramera
Ap 17.

Hoy se interpone un abismo
Entre la Iglesia Cristiana
Y entre La Iglesia mundana
Con cualquier nombre de “…ismo”
Pero su nombre es el mismo
Misterio, la gran ramera
Terrible juicio le espera
En su silla coronado
El anticristo montado
Ira a perdicion con ella.

LXX- Epilogo

Nueva Jerusalen “viva”
Nada inmundo en ti entrara
Solo aquel que escrito esta
En el libro de la vida.
Toda lagrima vertida
Nuestro Dios enjugara,
Morare en la eternidad
Como en el huerto de Eden
El que oiga diga Amen
Y Jesucristo vendra.

TOP